Err

Biotic-Online Tu herbolario en la red
9 Sep 2016
Aumenta tus defensas

Nuestro sistema inmunológico puede debilitarse a medida que envejecemos, pero también en los cambios estacionales, cuando nos alimentamos mal, no dormimos lo suficiente, llevamos una vida sedentaria, mantenemos malos hábitos (fumar, beber alcohol habitualmente...) o afrontamos variaciones bruscas de temperatura.

Cuando la eficacia de nuestro sistema defensivo disminuye, somos más vulnerables a padecer los ataques de agentes externos dañinos, entre los que se encuentran los causantes de los molestos catarros y resfriados.

Te ofrecemos algunos consejos para fortalecer tus defensas:

  • Cuida tu alimentación. Tu dieta debe ser equilibrada y especialmente rica en vitaminas y minerales.
  • Descansa adecuadamente. El sistema inmune funciona mejor durante la fase vegetativa parasimpática, que es la que predomina en los periodos de descanso, relajación y sueño.
  • Huye del estrés. El estrés, tanto físico como emocional, así como las emociones negativas (tristeza, cólera, envidia, etc) contribuyen a bajar las defensas orgánicas. Las técnicas de relajación te pueden ayudar a manejar estas situaciones.
  • Practica ejercicio moderado de forma habitual. Caminar todos los días media hora a buen ritmo puede ser suficiente.
  • Adáptate a los cambios bruscos de temperatura. La buena circulación sanguínea de la piel permite al organismo adaptarse a las variaciones de la temperatura ambiente, siendo fundamental para evitar resfriados. Para eso es conveniente no abusar de las prendas de abrigo, tomar baños de sol, realizar actividades al aire libre y todo aquello que contribuya a mejorar la resistencia física.
  • Olvídate del tabaco. Irrita las mucosas respiratorias privándolas de sus defensas naturales, además de un buen porcentaje de vitamina C protectora.
  • Recurre a plantas medicinales y otros suplementos naturales. Las plantas medicinales no sólo son excelentes tratamientos naturales, sino que también actúan de forma preventiva estimulando el sistema defensivo.


Fuente: Soria Natural